Oxigeno Terapia, Lo que Necesita Saber

Oxygen Therapy What You Need to Know-eli-defaria-100532-unsplash

Su cuerpo necesita oxigeno para vivir pero si sufre de alguna enfermedad pulmonar, o alguna otra condición medica que cause que su cuerpo no reciba suficiente oxigeno, la Oxigeno Terapia puede ayudar.  

Su doctor o especialista medico, es quien debe definir si requiere o no de oxigeno, así como cuánto oxigeno por minuto debe recibir y la cantidad de horas que lo debe recibir.  Algunas personas pueden requerir Oxigeno Terapia únicamente al hacer ejercicio, o al dormir.  Otras personas pueden requerir oxigeno todo el día.

Algunas de las enfermedades por las cuales puede necesitar oxigeno, son Asma, Bronquitis Crónica, Fibrosis Cistica, Enfisema Pulmonar, Cancer de Pulmón, Neumonía, Fibrosis Pulmonar, etc.

Hay varios equipos que proveen oxigeno, la mejor opción para usted va a depender de cuánto oxigeno requiere, las horas que lo requiere, así como su estilo de vida y otras variables.

El concentrador de oxigeno estacionario o para uso en casa.  Estas unidades trabajan conectadas a la electricidad de casa.  Al prenderlas, toman el aire del ambiente y filtran el oxigeno, el cual le entregan al usuario en sistema de flujo continuo.  Dependiendo del modelo y la capacidad de entrega de oxigeno, estas unidades pueden pesar aproximadamente entre 15 y 30 kilos y cuentan con ruedas para poder movilizarlas.   En caso de que se vaya la corriente eléctrica, va a requerir de una fuente alterna de oxigeno.

El concentrador de oxigeno portatil.  Estas unidades son una buena opción para cuando desea salir de compras, al mercado o a trabajar.  Trabajan con baterías, conectadas a la corriente de casa o conectadas al auto.  Pesan entre 1 y 10 kilos, dependiendo de su capacidad de entrega de oxigeno y sistema de flujo.  Las unidades más pequeñas y livianas se pueden llevar a la mano o al hombro.  Las unidades más grandes y pesadas se llevan en un carrito de aluminio que permite arrastrarlas.  Generalmente, todos los modelos de concentradores de oxigeno portátiles son aprobados para uso en aviones, trenes y cruceros.  

Tanque de Oxigeno Liquido.  Usualmente, el oxigeno esta en estado gaseoso, pero a bajas temperaturas, se convierte en liquido.  Asi, necesita menor espacio, por lo que se puede guardar en tanques tipo termos.  Al salir, se convierte en gas inmediatamente, para que se pueda respirar.  Un tanque puede pesar hasta 50 kilos, y necesita rellenarlo cada numero de semanas.  Con estos tanques usted puede rellenar termos pequeños y livianos que le permiten salir de casa.

Tanque de oxigeno comprimido.  Esta es la opción tradicional. Son los tanques o cilindros tradicionales, de aluminio o hierro.  Estos se rellenan de oxigeno comprimido.  Son unidades pesadas y algunas no muy fáciles de movilizar.  Los tanques vacíos se deben reemplazar o rellenar periódicamente.

Usted también requerirá de un accesorio para respirar el oxigeno, algunos de estos, son:

Cánula Nasal.  Es un tubo plástico con dos salidas en un extremo.  Estas salidas se colocan en su nariz y el tubo va sobre sus orejas y baja por el cuello para conectarse a la fuente de oxigeno.  Hay varios tipos de cánulas nasales y varios largos de tubos de oxigeno.

Mascarilla.  Esta se coloca sobre su nariz y boca.  La mascarilla no le permite comer o beber mientras la utiliza y también es difícil hablar.  Estas se utilizan para recibir mayores niveles de oxigeno.

Traqueostomia, cateter.  Este catéter es instalado quirúrgicamente por su medico.  Tiene ventajas y desventajas, es pequeño y si tiene su camisa abotonada al ultimo botón, es difícil de notarle, requiere de un flujo de oxigeno pequeño por que va directamente a su via respiratoria.  Pero también tiene varias desventajas, la principal es que es invasivo y puede infectarse.

Lo más importante, su seguridad al utilizar oxigeno.  

El oxigeno es un gas flamable por lo que debe tener cuidado al utilizarlo.  Algunas de las recomendaciones para su seguridad, son:

No fume y no deje que nadie prenda un cigarrillo cerca.  Mantengase lejos de cualquier llama, fósforo, encendedor y tabaco encendido.

Mantenga una distancia de 1.5 metros de cualquier fuente de calor.  Esto incluye estufas de gas, velas, chimeneas encendidas, y calentadores eléctricos o de gas.

No use productos flamables como pinturas, aerosoles, etc.

Mantenga los contenedores de oxigeno en posición correcta, evite que se volteen.

No utilice cremas o productos con grasas o petróleo, esto incluye cremas como la vaselina.

Mantenga un extinguido de fuego cerca.  Informe al departamento de bomberos cercano a su casa que requiere utilizar oxigeno en casa.

Informe a la compañía de electricidad que utiliza un concentrador de oxigeno y requiere servicio de prioridad en caso de que se vaya la luz. 

Nos encantaría saber de Usted y que comparta con nosotros, apreciamos sus comentarios.

Maria Alvira

Owner | Founder of Oxymaster

¿Tienes un pensamiento? Comparte un comentario con nosotros