Hechos, Respuestas y Preguntas Frecuentes

Un concentrador de oxígeno, también conocido como «generador de oxígeno», es un dispositivo médico que se utiliza para suministrar oxígeno a quienes lo requieren. Las personas pueden necesitarlo si tienen una condición médica que cause o resulte en niveles bajos de oxígeno en la sangre. Los concentradores de oxígeno se alimentan enchufandose a una toma de corriente o mediante una batería. Si el concentrador es alimentado por una batería eléctrica, esa batería eventualmente tendrá que ser cargada enchufandose a una toma de corriente. Varias partes forman un concentrador, incluyendo un compresor, un filtro tamiz molecular y tarjetas electrónicas.

Un concentrador de oxígeno no debe confundirse con oxígeno comprimido o un tanque/cilindro de oxígeno. Mientras que un tanque tiene una cantidad determinada de oxígeno que dispensa, un concentrador filtra el aire en su entorno y lo comprime continuamente. El suministro de aire nunca se agotará. En lugar de volver a llenar el aire comprimido, el concentrador solo necesita acceso a la energía o fuente de poder.

Un concentrador de oxígeno absorbe el aire de su entorno, comprime el aire y elimina el nitrógeno y otros contaminantes a través de filtros y tamices. Entrega el oxígeno purificado a través de una cánula nasal o máscara.

Es posible que conozca ambos como dispositivos que entregan oxígeno médico a aquellos que lo requieren. Pero los métodos de entrega, así como las especificaciones del dispositivo, tienden a diferir más allá de eso.

La diferencia principal entre los dos radica en la forma en que se proporciona el oxígeno. Los tanques de oxígeno tienen una cantidad finita de oxígeno comprimido dentro de ellos, el cual es inhalado por el usuario hasta que se agota. Los concentradores de oxígeno filtran y generan oxígeno de grado médico, en un suministro infinito siempre que la batería o fuente de poder que alimenta este mecanismo tenga vida.

Otra diferencia a destacar son los métodos de dosificación utilizados por cada tipo de dispositivo. Todos los tanques de oxígeno entregan oxígeno en sistema de flujo continuo. Con los concentradores de oxígeno, tiende a variar según el dispositivo, ya que algunas de las opciones más portátiles operan con la administración de dosis en sistema de flujo pulso.

Existen muchos otros atributos que separan los concentradores de oxígeno de los tanques de oxígeno para oxigenoterapia. Los concentradores de oxígeno ofrecen varias ventajas sobre los sistemas de oxígeno que dependen de cilindros y tanques. Estas ventajas incluyen:

  • Consistencia: mientras que los tanques de oxígeno pueden quedarse sin oxígeno, un concentrador de oxígeno nunca se quedará sin oxígeno mientras tenga aire disponible y un suministro de energía. Un concentrador de oxígeno extrae oxígeno del aire, lo que hace que el suministro sea ilimitado y de fácil disponibilidad.
  • Seguridad: un tanque de oxígeno podría comenzar a filtrar, creando una atmósfera de aire enriquecido con oxígeno. El aire saturado con oxígeno aumenta el riesgo de un incendio. Si un incendio se enciende en estas circunstancias, es más difícil de extinguir porque los fuegos inducidos por el oxígeno arden más calientes que muchos otros tipos de incendios. Los concentradores de oxígeno de dosis de pulso simplemente crean oxígeno según sea necesario, eliminando la preocupación por fugas y, por lo tanto, la preocupación por flamabilidad.
  • Tamaño: un concentrador de oxígeno está diseñado para mayor comodidad. Los tanques de oxígeno generalmente son voluminosos y pesados, mientras que un concentrador de oxígeno portátil puede pesar menos de 5 libras. Esto hace que un concentrador sea la elección perfecta para quienes desean portabilidad.
  • El costo es otro factor a considerar. Si bien cada dispositivo tiene un precio diferente, es importante recordar que al comprar concentradores de oxígeno, el precio será en gran medida inicial. Para los tanques de oxígeno, los costos se incurrirán en el tiempo en la forma de nuevos tanques de oxígeno adquiridos periódicamente según sea necesario, así como recargas de oxígeno.

Un concentrador de oxígeno es una gran opción por cualquiera de los motivos anteriores, pero es importante que las personas consideren tener un suministro de reserva de oxígeno en un tanque disponible para su uso, así como baterías adicionales completamente cargadas en caso de un corte de energía.

¿Debo confiar en la duración de la batería o el suministro de oxígeno? ¿Qué tamaño de dispositivo estoy buscando? ¿Cuáles son los usos previstos para mi oxígeno médico? Todas estas son preguntas que cualquier usuario de oxígeno médico debería estar haciendo al decidir entre un concentrador de oxígeno portátil y un tanque de oxígeno. Es una decisión que afectará el estilo de vida de uno en el futuro.

Al final, se trata de decidir qué ofrece la mejor oportunidad para respirar mejor.

Si está interesado en comprar un concentrador de oxígeno, puede ver nuestra tienda en línea.

Una máquina de oxígeno en el hogar se alimenta enchufandola a una toma de corriente estándar. La mayoría de los Concentradores estacionarios pesan de 30 a 55 libras y usan bastante electricidad cuando se enchufan.

Trabajan en sistema de flujo continuo, y los niveles de flujo se pueden ajustar usando un flujómetro o una interfaz electrónica fácil de usar.

Dado que el oxígeno generalmente se proporciona a través de una cánula nasal, puede parecer difícil moverse después de instalar un Concentrador de Oxígeno Estacionario. Afortunadamente, es posible moverse sin mucha dificultad una vez defina el largo del tubo de oxígeno de la cánula y tenga tiempo para acostumbrarse a utilizarla.

Opciones de cánula

Una cánula nasal se coloca directamente en la nariz para facilitar el consumo de oxígeno y  está disponible con diferentes longitudes de tubo de oxígeno: largo, mediano o corto.

La longitud del tubo de oxígeno de la cánula, determina la capacidad de moverse por la casa. Una cánula con un tubo de oxígeno largo hará que sea fácil moverse por toda la casa, mientras que una con un tubo de oxígeno corto puede limitar el movimiento al espacio dentro de una habitación particular.

Cómo acostumbrarse a la cánula

Aunque una cánula larga proporciona la flexibilidad de moverse por toda la casa, puede tomar tiempo acostumbrarse a no pisar el tubo de oxigeno.

Después de que el concentrador de oxígeno se ha instalado, debe practicar caminando por la habitación para acostumbrarse a la sensación de la cánula cuando se arrastra detrás de usted.  Camine pasando sobre la cánula varias veces para familiarizarse con cómo cae mientras se mueve de diferentes maneras. Comience con una habitación y luego muévase a espacios más grandes.

Un concentrador de oxígeno estacionario no necesariamente limita la capacidad de moverse por la casa, pero tomará tiempo acostumbrarse a la sensación de la cánula y al movimiento del tubo. Con un poco de práctica, es posible evitar problemas como tropezar o tirar de la cánula nasal

Ya sea que esté hablando de un concentrador de oxígeno portátil o un concentrador de oxígeno estacionario, ambos funcionan de la misma manera en lo que respecta a cómo se procesa el aire. Los concentradores de oxígeno tomaran aire de su entorno, lo manipularán y se lo entregarán de una nueva manera. Ambas unidades portátiles y estacionarias toman aire, seguido de una secuencia de compresión, filtración y eliminación de nitrógeno antes de suministrarle aire purificado a través de la cánula nasal.

Estos dos tipos de unidades se diferencian es en el lugar en que deben ser utilizadas. Como su nombre indica, un concentrador de oxígeno portátil está diseñado para ser utilizado para salir de casa. Estas unidades tienden a ser más pequeñas y compactas, mientras que siguen siendo excelentes para las personas con problemas respiratorios y diversos tipos de afecciones pulmonares crónicas. Las unidades portátiles suelen ser lo suficientemente pequeñas como para llevarse en el automóvil y la mayoría de las marcas están aprobadas por la FAA para utilizar al viajar en avión.

Si bien un concentrador de oxígeno estacionario le permite movilizarse por su casa, es mucho más grande y más pesado que una unidad diseñada para ser portátil. Los concentradores de oxígeno estacionario trabajan en sistema de flujo continuo, en lugar del sistema de flujo pulso que utilizan la mayoría de las unidades portátiles. El sistema de flujo pulso o bajo demanda es una de las razones por las que las unidades de oxígeno portátiles se pueden diseñar tan pequeñas como son.

Saber la diferencia entre el Sistema de Flujo Pulso y el Sistema de Flujo Continuo es un factor importante cuando se utiliza un concentrador de oxígeno portátil. Estas unidades están diseñadas para la mayoría de personas que usan oxígeno. En general hay muchas personas que puede usar el sistema de flujo pulso o «bajo demanda», pero hay también muchas personas que usan oxígeno que NO PUEDEN usarlo. La mayoría de las personas no deben dormir con un dispositivo de Sistema de Flujo Pulso. Pregúntele a su médico; lo más probable es que haga una prueba de sueño para asegurarse de que funcionará o no. Un concentrador de oxígeno portátil que trabaje únicamente en Sistema de flujo pulso o por demanda, no funcionará con una máquina C-PAP o Bi-PAP.
Los concentradores de oxígeno portátiles que trabajan en Sistema de Flujo Pulso, pueden llegar a ofrecer hasta 6 niveles de flujo, esto no es lo mismo que un flujo continuo de 6 litros por minuto (LPM). Cualquier persona prescrita más de 2-3 LPM se considera que requiere flujo de oxígeno alto. Consulte a su médico sobre el uso de un concentrador de oxígeno portátil de Sistema de Flujo Pulso para flujos altos.

No solo es un concentrador portátil una gran solución cotidiana para reemplazar los tanques de oxígeno, sino que una de sus mayores ventajas es la libertad de viajar.  Están aprobados por la FAA para su uso en aviones. Para los viajes en automóvil, son mucho más seguros que el transporte de numerosos tanques, simplemente lo conectas a la fuente de poder del auto y puedes conducir tan lejos como desees sin tener que preocuparte por el reabastecimiento o el agotamiento de oxígeno o por la duración de la batería.

Todos los concentradores de oxígeno portátiles aprobados por la FAA utilizan electricidad, ya sea desde una batería, una fuente de alimentación de pared de CA o una fuente de alimentación de automóvil de CC. Todas estas máquinas son multivoltaje, lo que significa que pueden usarse en todo el mundo. Un conjunto de adaptadores de viaje internacionales es todo lo que se necesita para que el enchufe encaje en la toma de corriente de cualquier toma de corriente de todo el mundo. Un inversor con alimentación nunca se debe utilizar con un concentrador de oxígeno portátil.

El tiempo de la batería es un componente crítico cuando se usa un concentrador de oxígeno portátil en un vuelo. Cada aerolínea tiene sus propias reglas con respecto al uso de concentradores de oxígeno portátiles durante el vuelo. La mayoría de las aerolíneas requieren el 150% del tiempo de vuelo en tiempo de batería. Algunas líneas aéreas requieren tiempo de viaje + 3 horas en tiempo de batería. Para vuelos internacionales esto puede significar muchas baterías adicionales. Los tiempos de batería varían entre cada modelo de concentrador de oxígeno portátil. El tiempo de batería de los concentradores de oxígeno portátiles de flujo continuo es mucho menor que el de las unidades sistema de flujo pulso. El manejo de las baterías combinado con los cargadores de automóvil y de pared, siempre que sea posible, maximizará la duración de las horas de batería. En cualquier momento que esté planeando llegar al aeropuerto, agregue una hora adicional. Siempre puede recargar sus baterías utilizando los tomacorrientes de pared en el área de embarque del aeropuerto. La mayoría de los concentradores de oxígeno portátiles se pueden usar al mismo tiempo que se cargan las baterías.

Los concentradores de oxígeno portátiles están diseñados para viajar. La mayoría vienen con un carrito pequeño con manija retráctil o un maletín de transporte con correa para llevar al hombro. Todas las máquinas aprobadas por la FAA caben debajo del asiento en frente suyo o en el compartimento superior a su asiento. Algunos de los concentradores portátiles de oxígeno parecen una pieza de equipaje, desafortunadamente algunas personas pueden tratarlo como tal. Estas máquinas son muy duraderas, pero todavía son máquinas con partes móviles y electrónicas que se pueden romper y dañar. Es importante conocer TODAS sus opciones disponibles cuando viaja con oxígeno. Existen diferentes tipos de métodos de administración de oxígeno (concentradores de oxígeno portátiles, concentradores de oxígeno estacionarios, cilindros de gas comprimido y oxígeno líquido). Todos los cuales tienen sus propios pros y contras individuales. Todos los cuales tienen su propio nivel de riesgo en caso de mal funcionamiento. Es vital conocer los límites de cualquier equipo de oxígeno que se esté utilizando. También es muy importante saber que muchas personas viajan con oxígeno en estos días. Las probabilidades están a su favor de tener un viaje exitoso. No tenga miedo de los problemas que surgen durante un viaje con oxígeno terapéutico. Los problemas suceden, asegúrese de saber qué hacer si ocurre uno.

Siempre tenga un plan de respaldo o plan B, en caso de problemas con su concentrador de oxígeno portátil.  Pregunte a quien compre o alquile su concentrador de oxígeno portátil, qué sucede cuando hay un problema.¿Alguien contestará el teléfono y estará allí cuando necesite ayuda?¿Cómo se puede reemplazar el equipo si es necesario? Especialmente cuando compra una máquina, es muy importante obtener tanta información adelantada como sea posible, para estar preparado.

Oxymaster Corp vende equipos de terapia de oxígeno.  Trabajamos de lunes a viernes y estamos aquí para ayudarlo. Si necesita ayuda, llámenos al (305) 994-1604. Envíenos un correo electrónico a sales@oxymaster.net, podemos proporcionar información en cualquier momento o en caso necesario, proveer un presupuesto para el servicio.

Hay una muy buena razón para esto y realmente se basa en simple mecánica.

Los concentradores de oxígeno funcionan prácticamente de la misma manera. El aire ambiente que respiramos contiene aproximadamente 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y 1% de otros gases. El concentrador tiene la tarea de extraer la mayor cantidad de nitrógeno del aire posible mientras deja el oxígeno. Para hacer esto, el concentrador aspira aire a través del filtro de entrada donde un compresor comprime el aire y lo coloca en el primero de dos cilindros llamados torres de zeolita que contienen tamices. El trabajo del tamiz es saturarse con el nitrógeno. Entonces se abre una válvula (ese es el ruido «poofing» que escucha) y luego el oxígeno es empujado a una segunda torre de zeolita donde se elimina nitrógeno adicional mientras el nitrógeno se libera de la unidad. El oxígeno, ahora con una pureza de alrededor del 95%, también abandona la unidad y viaja hacia el usuario.

Para producir grandes volúmenes de oxígeno, los modelos de flujo continuo deben tener compresores muy grandes y torres de zeolita muy grandes para absorber suficiente nitrógeno. En el caso de una unidad continua portátil, debe tener baterías más grandes para alimentar el compresor más grande. Las unidades de sistema de flujo pulso tienen torres de zeolita mucho más pequeñas y compresores más pequeños y, por lo tanto, pueden usar baterías más pequeñas.

Las unidades de flujo continuo emiten una dosis ajustable específica que medimos en litros por minuto. El oxígeno emitido por las unidades de flujo pulso no se puede medir de la misma manera ya que no produce oxígeno constante durante un minuto. La salida de una unidad de pulso está determinada por el tamaño del pulso individual (llamado bolo) y se mide en mililitros por respiración. La otra cosa que debe tenerse en cuenta con las unidades de flujo pulso es la cantidad de pulsos de oxígeno que producen en un minuto. Es muy fácil «respirar de mas» estas unidades tratando de tomar más respiraciones de las que son capaces de producir.

Por supuesto, gran parte del oxígeno en una unidad de flujo continuo se desperdicia simplemente porque hacemos una pausa entre respiraciones. La mayoría de las unidades de flujo pulso están diseñadas para producir un pulso cuando detecta que está respirando (los conservadores funcionan de la misma manera).

Otra diferencia entre las unidades de flujo pulso es la pureza del oxígeno y cuándo y cómo se libera el bolo. En algunos casos, el bolo se libera inmediatamente cuando detecta una respiración, y en otros casos se extiende por más tiempo y ocurre más adelante en el ciclo de respiración. Todo esto afecta la forma en que estás saturado de oxígeno. Si el bolo se libera tarde y estás respirando brevemente, parte del oxígeno podría desperdiciarse.

Habla con tu médico si tienes más preguntas.

La tecnología de la batería avanza a un ritmo acelerado con baterías cada vez más pequeñas y livianas, y con mayor capacidad. Sin embargo, el factor limitante para producir una unidad de flujo continuo más pequeña sigue siendo el tamaño de los tamices y el tamaño del compresor necesario para producir el gran volumen de aire requerido. Entonces, hasta que la tecnología  avance en esas áreas, las unidades de flujo continuo seguirán siendo más grandes y pesadas. Esta es también la razón por la cual las unidades portátiles de flujo continuo no emiten más de 3 litros por minuto.

Antes de comprar una unidad, debes consultar con tu neumólogo para determinar si la unidad de flujo pulso es adecuada para tu tratamiento. Recuerda también que la mayoría de las personas que requieren oxígeno suplementario requieren más oxígeno mientras hacen ejercicio o caminan, y que podría ser más de lo que la unidad es capaz de producir.  Además, los números en una unidad de pulso son ajustes de flujo NO de litro, por lo tanto, no pienses que un ajuste de 3 es necesariamente el mismo que 3 litros por minuto en tu concentrador de flujo continuo. La única manera de determinar si una unidad en particular está saturando adecuadamente, ya sea por pulso o continuo, es que verifiques tus saturaciones con un oxímetro de pulso durante el descanso y el esfuerzo.

Si deseas viajar con tu unidad de flujo pulso, debes considerar que podría no ser adecuada para usar mientras duermes. Muchos usuarios de oxígeno suplementario son «respiradores bucales» (especialmente mientras duermen) y las unidades de pulso se activan por inhalación nasal. Por lo tanto, debe determinarse la efectividad de la sensibilidad de la unidad, si tienes la intención de usarlo mientras duermes.

Por lo tanto, para abreviar, los Concentradores Portatiles no son una propuesta de «talla única». Asegúrate de hablar con un profesional médico antes de comprar una unidad.

En algunas circunstancias para ciertos dispositivos, podemos. Podemos cotizar por teléfono, un precio y una fecha estimada de envío, pero en algunos países el envío puede retrasarse o prevenirse por la aduana. El cliente es responsable de los cargos, impuestos o tarifas aduaneros que se cobren durante el tránsito. Las fábricas con las que trabajamos,  tienen acuerdos de distribución vigentes en muchos países y esto limita nuestros envíos.

Un concentrador usado se ha incorporado al comercio.  Un concentrador reacondicionado ha sido devuelto a la fábrica para reparación.  Ha sido reparado y reconstruido, las piezas han sido reemplazadas y certificadas para su uso. Para garantizar la mejor experiencia de compra a nuestros clientes, así como la calidad de las unidades, solo vendemos unidades reacondicionadas.

Sí. Las unidades reacondicionadas vienen con garantías del fabricante que varían en duración y cobertura.

En OxymasterCorp ofrecemos SOLAMENTE garantías respaldadas por el fabricante.

OxymasterCorp es un distribuidor autorizado para fabricantes conocidos por ser los mejores en la industria de equipos médicos. Estas empresas respaldan sus productos con garantías limitadas. OxymasterCorp, como distribuidor autorizado de estas compañías, facilitará cualquier reparación bajo garantía directamente con el fabricante.

Todas las garantías y servicios son válidos en Miami, Florida, Estados Unidos.

Oxymaster Corp es un distribuidor autorizado para fabricantes conocidos por ser los mejores en la industria de equipos médicos.Estas empresas respaldan sus productos con la garantía limitada.Oxymaster Corp, como distribuidor autorizado de estas compañías, facilitará cualquier reparación bajo garantía directamente con el fabricante.

Todas las garantías y servicios son válidos en Miami, FL, EE. UU.

Las devoluciones se aceptan dentro de los primeros 30 días en la mayoría de los productos. Si han pasado 30 días desde su compra, no podemos ofrecerle un reembolso.  En caso de que un artículo se dañe, se pierda o se entregue incorrectamente, debes presentar tu reclamación dentro de los 7 días siguientes a la fecha de entrega del mismo.  La mayoría de los artículos retornados por devolución están sujetos a una tarifa de reposición del 25%. Los artículos afectados por olores de humo no pueden ser devueltos o intercambiados.

Póngase en contacto con nosotros para obtener un «Número de Referencia para Devolución» antes de enviarnos cualquier producto.

Algunos de nuestros productos se ofrecen con envio gratis, en estos casos, por favor tenga en cuenta que si devuelve uno de estos productos, nuestros costos de envío se deducirán de su reembolso.

Para ser elegible para una devolución, su artículo debe estar sin usar y en la misma condición en que lo recibió.  También debe estar en el empaque original y con todos los accesorios y documentación original.

Los artículos no aceptables en devolución incluyen:

  • Productos de software descargables
  • Algunos artículos de salud y cuidado personal como mascaras, cánulas, etc.
  • Cualquier artículo devuelto más de 30 días después de la entrega

Para completar su devolución, necesitamos una factura o comprobante de compra.

No devuelva su unidad al fabricante.

Hay ciertas situaciones donde solo se otorgan reembolsos parciales: (si corresponde)

Reembolsos (si corresponde)

  • Una vez que se reciba e inspeccione su unidad en devolución, le enviaremos un correo electrónico para notificarle que hemos recibido su artículo.  También le notificaremos sobre la aprobación o el rechazo de su reembolso.
  • Si es aprobado, se procesará su reembolso y se aplicará un crédito automáticamente a su tarjeta de crédito o método de pago original, dentro de los 30 días siguientes.

Reembolsos tardíos o faltantes (si corresponde)

  • Si aún no ha recibido un reembolso, primero revise nuevamente su cuenta bancaria.
  • Luego, comuníquese con la compañía de su tarjeta de crédito o con el banco, puede pasar un tiempo antes de que se publique oficialmente su reembolso.
  • Si ha hecho todo esto y aún no ha recibido su reembolso, contáctenos.

Artículos de venta en Promoción o Rebaja (si corresponde)

  • Solo se pueden reembolsar los artículos de precio regular. Desafortunadamente, los artículos de venta  en Promoción o Rebaja, no se pueden reembolsar.

Envíos de Productos en Devolución

Para devolver su producto, envíe su producto por correo a:
7791 NW 46TH Street # 407, Doral, FL 33166 – USA.

Usted será responsable de pagar sus propios costos de envío para devolver su artículo. Los gastos de envío no son reembolsables. Si recibe un reembolso, el costo del envío de la unidad en devolución se deducirá de su reembolso.

Si envía un artículo de más de $75.00, por favor considere utilizar un servicio de envío con guia de rastreo y comprar un seguro de envío. No podemos garantizar que recibiremos su artículo o unidad en devolución.

Póngase en contacto con nosotros y le proporcionaremos las instrucciones de devolución, incluida la dirección de devolución correcta y un «Número de referencia para Devolución».

Las devoluciones recibidas sin un Número de referencia no son identificables y la entrega será rechazada y devuelta.

El número de referencia debe solicitarse dentro de los 21 días posteriores a la compra y el artículo devuelto debe recibirse nuevamente dentro de los 7 días posteriores a la recepción de su número de referencia para devolución.

Los artículos devueltos con un Número de referencia deben recibirse dentro de los 30 días posteriores a la fecha de compra. Después de este tiempo, estos artículos no son elegibles para un reembolso.

Al empacar los artículos o unidades a devolver, asegúrese de incluir todo el contenido en su embalaje original, incluyendo todos los manuales y otra documentación relacionada.

OxymasterCorp no es responsable de los costos de envío o daños en los artículos devueltos. Cuando devuelva los artículos, asegúrese de conservar el número de confirmación de envío o guia de rastreo para verificar que hayamos recibido el artículo devuelto. Si realiza el envío a través de correo de EE. UU., Debe solicitar un número de confirmación de entrega con su envío.

Envíos de Productos en Devolución

Para devolver su producto, envíe su producto por correo a:
7791 NW 46TH Street # 407, Doral, FL 33166 – USA.

Usted será responsable de pagar sus propios costos de envío para devolver su artículo. Los gastos de envío no son reembolsables. Si recibe un reembolso, el costo del envío de la unidad en devolución se deducirá de su reembolso.

Si envía un artículo de más de $75.00, por favor considere utilizar un servicio de envío con guia de rastreo y comprar un seguro de envío. No podemos garantizar que recibiremos su artículo o unidad en devolución.

About Us

Quines Somos

Leer nuestro historia y our history and fundación

Leer Más

Our Products

Nuestros Productos

Encuentre el producto adecuado para usted

Ver Tienda

News

Noticias

Encuentre actualizaciones de productos, información y más

Leer Blog